En Brotas no es sólo con reposo y delicias gastronómicas que se hacen unas vacaciones inolvidables. Un pueblo acostumbrado a recibir sus peregrinos. Insertado en el medio del paisaje del Alentejo. Donde predomina lo “Montado”, sus arroyos y embalses, presas y aliviaderos, en esta paisaje ondulada rica en flora y fauna nativa. Sabe con lo que nos rodea ofrecemos actividades para disfrutar y comprender mejor la comunidades rurales en las que estamos presentes.